Cómo evitar durezas y callos en los pies ?>

Cómo evitar durezas y callos en los pies

Tener callos no es solo una cuestión de estética, sino de comodidad. No es agradable sentir esa dureza en los dedos u otras partes del pie. Con todo, debes saber que se trata de un mecanismo de defensa: la piel trata de protegerse de la fricción con ciertas superficies, como el suelo, la roca desnuda e incluso el interior de los zapatos agregando más capas de piel. Sin embargo, con el tiempo los callos pueden volverse dolorosos.

 

4 consejos para evitar durezas y callos en los pies

Mucha gente cae en el error de arrancar o rebanar los callos. Pero esto, además de ser peligroso, puede provocar infecciones que pueden ser graves, por lo que esta operación debe realizarla un podólogo. Por fortuna, hay alternativas menos agresivas:.

1. Utiliza el calzado adecuado

Cuando se trata de evitar callos y durezas en los dedos, la planta y el talón, es importante que tus zapatos se ajusten bien al pie para evitar fricciones. Evita comprar calzado que te quede ancho.

2. Cambia de zapatos con más frecuencia

Si, por ejemplo, sueles emplear calzado con tacón alto, es aconsejable que alternes con modelos de suela baja. En realidad, lo ideal es que uses zapatos acordonados con hornas más amplias.

3. Evita la humedad

Procura usar calcetines cuando el zapato sea cerrado, y trata de que tus pies permanezcan limpios y secos todo el tiempo. Si te sudan mucho, puedes echar mano de algún talco antitranspirante.

4. Cuida la higiene de tus pies

Por último, no olvides preparar un baño para tus pies. Lávalos con agua caliente y jabón líquido, y déjalos en remojo durante al menos 10 minutos. Verás cómo enseguida sientes un gran alivio.

Una gran complemento a estos tratamientos es utilizar el Podosan, del que puedes saber más siguiendo el vínculo.

 


Comments are closed.