Preparándote para el invierno ?>

Preparándote para el invierno

Debido a la lluvia y las bajas temperaturas, durante el invierno aumenta la probabilidad de padecer de enfermedades respiratorias, resequedad en la piel y otras afecciones nada agradables. Para ayudarte a sobrellevar el invierno, te ofrecemos algunos consejos que te serán útiles para que te mantengas saludable en la nueva estación.

 

Para la nueva estación… ¡cuida tu salud!

Lo primero es mantener y reforzar los hábitos higiénicos. No solo el calor trae enfermedades: con el invierno llegan los resfriados y la gripe. De hecho, el contagio es mayor durante esta estación, puesto que la gente permanece más tiempo en ambientes cerrados y con poca ventilación. Por eso, no dejes a un lado los hábitos higiénicos: lávate bien las manos, tápate la boca cuando estornudes, y evita tocarte los ojos, la boca y la nariz cuando tengas las manos sucias.

Otra cosa que debes prevenir son los cambios bruscos de temperatura. Abrígate bien antes de salir, y, cuando entres a la casa después de pasar largo rato al frío y el viento del exterior, espera un rato antes de quitarte la ropa. En todo momento, la temperatura de tu vivienda debe rondar los 22º C.

 

El sol de invierno también afecta la piel

Tampoco descuides el tema de la protección solar. Que haya menos frío no implica que los rayos solares no afecten tu piel, sobre todo a aquellas personas que practican deportes de invierno, al aire libre o en sitios donde los rayos del sol se reflejen con intensidad (donde hay agua o nieve, por ejemplo). Si eres una de ellas, aplica protección solar en las zonas de la piel que no están cubiertas por la ropa.

También es importante cuidar tu piel de los efectos del frío, manteniéndola siempre hidratada, protegida y nutrida, para que así no aparezcan grietas, paspaduras o descamaciones. Utiliza para ello cremas hidratantes en las manos y el rostro, y barras de grasa para los labios.


Comments are closed.